Nuestra historia

Inicio » Nuestra historia

Nuestra historia

1960
En este año, Paul BENTZ retoma la actividad de una charcutería en Nancy. Rápidamente, se especializa en la elaboración de jamón cocido por encargo de los carniceros y fabricantes de fiambrerías. La familia Salaisons Bentz se forjó desde entonces, una sólida reputación gracias al sabor de su jamón. Al día de hoy, este último sigue siendo elaborado con la receta original, la cual está basada en una decocción de hierbas aromáticas naturales enteras.
1987
François, hijo de Paul BENTZ, retoma la empresa.
1999
La empresa desarrolla un catálogo que le permite comercializar un jamón cocido de Lorena: elaborado a partir de cerdos nacidos, criados, sacrificados y procesados en Lorena.
2004
Jean-François ANTOINE, ingeniero agroalimentario, proveniente de familia de carniceros y fabricantes de fiambrerías, retoma la empresa. Establece rápidamente el control de la seguridad alimentaria de los productos (HACCP).
2005-Presente
Salaisons Bentz continúa diversificando su gama de productos, destacando la región de Lorena, con el desarrollo de embutidos, cocidos, y ahumados: Couronne Lorraine®, Bâton Lorrain® y Fuseau Lorrain. En 2010, la compañía lanza el Bâton Lorrain® con ciruela mirabel y al vino gris de las costas de Toul. A finales de 2017, esta empresa se innovó con el lanzamiento de la caja de jamón trufado y en 2018, siguió innovando con el estreno del jamón y Bâton Lorrain® con ajo de oso y la chipolata.
2006
Prueba de su compromiso con la promoción del patrimonio de Lorena, el jamón de origen de esta región, es asociado a la filial Lorraine Qualité Viande (L.Q.V.). En este mismo año, Salaisons Bentz se convierte en miembro fundador de la marca regional “La Lorraine Notre Signature”.
2011
Salaisons Bentz completa su proceso en microbiología predictiva. Mediante modificaciones de procesos y el seguimiento de determinados parámetros, hace que la listeria ya no crezca en productos crudos procesados. Para la compañía, este fue un verdadero avance en el manejo de la seguridad alimenticia, lo que le permitió interesarse en desarrollar una actividad de exportación.
2012
La actividad de exportación de la empresa inició en Hong Kong como primer destino, en donde nuestros productos se encuentran en el segmento de alta gama, en particular con clientes con Estrellas Michelin. Desde entonces, el destino de nuestros productos se ha venido ampliando y han podido llegar a América del Norte, América Latina y Asia.
2018
Convencidos de la importancia de la calidad en sentido amplio, Salaisons Bentz se empeña en un enfoque que naturalmente lo lleva a obtener la certificación FSSC 22000 (estándar de calidad específico para la seguridad alimentaria).
2020
Consciente de los requisitos ligados a la saturación del planeta y al bienestar de sus habitantes, Salaisons Bentz refuerza su enfoque de responsabilidad social corporativa mediante la aplicación de la norma ISO 26000. Lo anterior, con el fin de prepararse para los desafíos del mundo del mañana.