Nuestra historia

Inicio » Nuestra historia

Nuestra historia

El fundador de le empresa, Paul Bentz, es alsaciano de origen. Durante la segunda guerra mundial, fue obrero en una fábrica de salazón cerca de Stuttgart (Alemania). Es allá que aprendió, entre otros, a fabricar un jamón cocido.

Después de la guerra, trabajó como carnicero en Lorena, en Dieulouard dondé conoció a su esposa. En 1960, adquiere una carnecería-fiambrería calle Général Custine en Nancy. Rapidamente después de su instalación, inicia la actividad exclusiva de elaboración de jamón cocido por cuenta de carniceros y fabricantes de fiambrerías. La reputación de la empresa se contruye muy pronto. El sabor específico del jamón cocido de Paul Bentz era muy apreciado. Su aromatización hoy en día es aún elaborada según la receta de antaño, la cual está basada en una decocción de hierbas aromáticas naturales enteras.

François, el hijo de Paul, retoma la actividad en 1987. Traslada la planta en su lugar actual: calle Claude Debussy en Jarville. Comenzó la actividad de venta de jamón cocido, respondiendo a la demanda de parte de su clientela carniceros-fabricantes de fiambrerías y mayorista. Amplió la variedad de productos al inicio de los años 1990 con el negocio de fiambrerías y embutidos oriundos de Lorena y poco tiempo después, empezó la fabricación de una salchicha lorena (ahumada para cocer).

Salaisons Bentz En 1996, abandona el moldeado en molde de aluminio por el moldeado a mano con un tejido. Esta técnica sigue siendo la que usamos hoy en día. Con la llegada de la mediatización de las crisis alimentarías, se pone en marcha un procedimiento de trazabilidad y se redactan especificaciones técnicas para la seguridad alimenticia en 1997.

En 1999, la empresa cambia de dueño y pasa a ser propiedad de Progalor. Es el inicio de una apertura de la clientela hacia las colectividades. Progalor siendo fabricante de salchichas, Salaisons Bentz interrumpió la producción de este producto. La empresa escribe un documento de licitación que le permite comercializar un jamón cocido de Lorena: proviniendo de cerdos nacidos, criados, sacrificados y transformados en la región.

En 2004, la empresa vuelve a ser independiente con su dueño actual. Enseguida, se establece un proceso de seguridad alimenticia de los productos (HACCP) y el año siguiente, la trazabilidad se revisa a fin de integrar las obligaciones exigidas por las normas.

En 2005, Salaisons Bentz diversifica su gama con la elaboración de salchichones cocidos ahumados, en particular con la famosa Couronne Lorraine® y el Bâton Lorrain®.
En 2006, el jamón trazado en Lorena está asociado a la filiera Lorraine Qualité Viande (L. Q. V. - Lorena Calidad Carne). Este mismo año, la receta de la salchicha para cocer que fabricaba François Bentz, esta puesta de nuevo en producción. Prueba de su compromiso con la valorización del patrimonio de la Lorena y con el saber hacer ancestral de los fabricantes de fiambrerías de Lorena, Salais Bentz forma parte de los iniciadores de la marca regional La Lorrain Notre Signature (La Lorena Nuestra Firma).

Faltaba a la gama de productos de la empresa el mítico Fuseau Lorrain. Este salchichón seco, ligeramente ahumado es una auténtica especialidad regional. Salaisons Bentz abacara su lanzamiento en 2007.

La presencia sobre internet de la empresa fue diseñada en 2008. Desde entonces, el sitio ha registrado varias evoluciones a fin de adaptarse a las nuevas herramientas de comunicación y a la expansión de la presencia geografica de los productos de la empresa.

Preocupada por « hacer saber » sur « saber hacer », Salaisons Bentz lanzó la Couronne Lorraine® con ciruela-mirabel en 2010. El nuevo producto recibió una acogida excelente de parte de los clientes y de los medios de comunicación en 2010. Una vez más, buscamos estimular el paladar de los consumidores con un producto salado-dulce de calidad. Este salchichón cocido huele realmente a ciruela-mirabel y además la fruta es visible.

En 2011, Salaisons Bentz acaba con el proceso de microbiología preventiva. Se realizó con en en asociación con un laboratorio especializado. Mediante unas modificaciones del proceso y la supervisión de ciertos parametros, Listeria ya no se desarrolla en los productos crudos transformados por nuestra empresa. Es para nosotros un verdadero adelanto respecto de la seguridad alimenticia. Así mismo, en 2011, Salaisons Bentz y otras empresas artesanales alimentaria de Lorena funda la asociación Lorgourmet con el objectivo de unir sus fuerzas a fin de estender su actividad comercial fuera de Francia.

La actividad comercial de exportación empieza realmente en 2012 con primer destino a Hong Kong, donde nuestros productos se colocan naturalmente en el alto de gama con, en particular, cliente estrellados en la Guía Michelin. Desde entonces, el campo de los destinos se amplió.

A fines del 2013, el proyecto que Salaisons Bentz lanzó con este enfoque comercial internacional recibe el Trofeo Lorena Exportación - Nuevo Exportador (Trophée Lorraine export – Nouvel exportateur). La Cámara de Comercio y de Industria Internacional de Lorena (CCI IL) y el Instituto Nacional de la Propriedad Industrial francés (INPI) otorgan este premio a nuestra empresa.

En marzo 2014, Salaisons Bentz es la primera empresa francesa a entregar fiambrerias en Taiwan. Ese mismo año, llegan los primeros pedidos de países de la Unión Europea empezando por Alemania.

La dinamica comercial esta premiada dos veces en 2015. Este año, Salaisons Bentz recibio el Trofeo Desempeño Comercial en la Exportación, otorgado por los Dirigentes Comerciales de Francia, Sección de Nancy, durante la Semana Nacional del Desempeño Comercial. Recibe también el Trofeo Stars & Profesión Lorena por su dinamica comercial.

Se abrierón luego los mercados de Macao en 2015, Tailandia y Chile en 2016. El cerdito que simbolisa la empresa deviene un trotamundos... Salaisons Bentz